Ejercer el gobierno de la matrícula, llevar su registro y el legajo individual de cada colegiado.

Otorgar la credencial habilitante para el ejercicio profesional.

Controlar la actividad profesional en todas sus modalidades.

Ejercer la potestad disciplinaria sobre todos los colegiados.

Velar por el cumplimiento de esta ley, los Estatutos del Colegio, las reglamentaciones que se dicten y de toda otra ley o disposición de la autoridad atinente al ejercicio de la profesión de los colegiados.

Elevar al Poder Ejecutivo Provincial la propuesta de reglamentación de la presente ley y sus modificaciones, que al efecto elabore la Asamblea General de matriculados.

Resolver a requerimiento de los interesados, en carácter de árbitro, las cuestiones que se susciten entre los matriculados o entre éstos y sus comitentes, sin perjuicio de la instancia judicial.

Habilitar Regionales del Colegio a propuesta de los matriculados.

Elevar al Poder Ejecutivo Provincial la propuesta de actualización de aranceles y valores mínimos, cuando lo estime necesario.

Establecer derechos de inscripción y cuotas periódicas, destinados a su sostenimiento y al logro de sus objetivos y fines; su monto y periodicidad es fijado por la

Asamblea General de matriculados, y estos están obligados a su pago en tiempo y forma.

Adquirir, administrar, disponer y gravar bienes.

Aceptar donaciones, legados y subsidios.

Asesorar a los Poderes Públicos, a las reparticiones técnicas oficiales y/o privadas, en asuntos de cualquier naturaleza relacionados con el ejercicio profesional de los matriculados.

Representar a los colegiados ante las autoridades y entidades públicas y/o privadas.

Velar por el prestigio y respeto del trabajo profesional, así como defender y mejorar sus condiciones y retribuciones.

Asesorar, informar, representar y respaldar a los colegiados en la defensa de sus intereses y derechos ante quien corresponda y en relación a toda problemática jurídico-legal y económico-contable.

Desarrollar programas para lograr la plena ocupación de la capacidad disponible y la ampliación del campo de la actuación profesional del colegiado en el ámbito de sus incumbencias.

Fomentar todas las actividades culturales que contribuyan a la formación integral de los colegiados.

Promover la difusión de todos los aspectos técnicos-científicos del quehacer profesional.

Representar a los colegiados, ante quien corresponda en cuestiones de alcance de títulos.

Promover la formación de post-grado, teniendo como objetivo la actualización, profundización y perfeccionamiento del conocimiento técnico-científico, tendientes a optimizar la práctica profesional, docente y de investigación.

Fomentar toda actividad que promueva la solidaridad y asistencia recíproca entre los colegiados, y propiciar la creación de instituciones de cooperación, ayuda mutua y recreación para los mismos.